“SEGURIDAD, ORDEN Y LIMPIEZA, EL FIN DE LA CRISIS ESTA EN TUS MANOS”

Hola queridos lectores, habéis visto, me he puesto las pilas con el blog, después de todos vuestros ánimos que me habéis transmitido para seguir luchando para sacar adelante esta ilusión, no me quedaba más que recompensaros con otro Post.

Hoy voy a intentar organizar un Post, para dar unos consejos de lo que es la organización y limpieza de nuestro puesto de trabajo y todo lo referente a ello en nuestro día a día.

20140723-153011-55811191.jpg

Empecemos haciendo una reflexión de como queremos que sean los oficios que pasan por nuestro día a día. Para ello pondré dos ejemplos que nos habrá tocado en nuestras vidas cotidianas; imaginar que vamos al dentista y nos lo encontramos con la bata rota, sin afeitar y con unas zapatilla rotas y sucias, ¿que haríais?. O vienen a nuestra casa a ponernos unas cortinas, con las zapatillas llenas de barro, unos pantalones llenos de manchas y la camiseta rota, ¿que pensaríais?.

Ya se que las comparaciones son odiosas pero voy a seguir con ello; llego al dentista a hacerme un empaste, me siento, me anestesia y me dice “lo siento no puedo hacerte el empaste por que no me queda masilla, tendrás que volver mañana” ¿os lo imagináis?. O viene el de las cortinas, prepara la escalera, marca los carriles, hace los agujeros y os dice, “me tengo que ir a por tornillos y tacos que no tengo, luego vuelvo” ¿que pensaríais?.

Seguimos con esas malditas comparaciones, pero que a veces son necesarias; llegamos al dentista, entramos a la sala de espera y esta el suelo lleno de barro, en la mesita hay unas latas de coca-colas vacías, unas bolas de papel albal y alrededor migas de pan; al entrar a la consulta su mesa esta llena de papeles, todos desordenados, las sillas sucias y se aprecia un ligero olor a cerrado, ¿que seguridad os daría?. Ahora vamos a comprar las cortinas, entramos en la tienda y vemos una pila de telas apiladas en el suelo todas arrebulladas y sucias, nos sacan unos catálogos después de llevar 15 minutos buscándolos y que se encuentran sucios y rotos, ¿vosotros compraríais?.

Y para terminar de comparar, a mi me da igual como llegue el dentista a trabajar, pero os imagináis que os llega el de las cortinas con una furgoneta que casi no se leen las letras de lo sucia que esta, que parece un coche de rallys de como suena y llena de golpes por todos los lados. Yo se la compro para los coches locos de mi pueblo, jeje.

20140723-152827-55707948.jpg

Vamos a ponernos las pilas, y digo ponernos, por que yo soy el primero que cometía esos errores y voy a dar ejemplo poco a poco, por que lo que quiero conseguir con mis clientes es una imagen que transmita seguridad, orden y limpieza.

Ir recapacitando lo que os voy a ir comentando a ver que os parece y si llevo razón; os suena el teléfono y es un agradable cliente que os dice “buenos días, se me ha roto el latiguillo de la cisterna y me esta goteando, podría usted venir a arreglármelo” y hay empieza todo. Voy a ponerme yo como ejemplo como lo hubiese hecho antes y como lo haría ahora.

Como haría antes; llego al domicilio con mi rally-furgoneta, mi camiseta y pantalón con sus agujeros para la ventilación y bien tundeados al estilo Agatha Ruiz dela Prada, veo el latiguillo que fuga y le digo al cliente “enseguida vuelvo, que voy a comprar un latiguillo” después de una hora vuelvo y se lo cambio, evidentemente he traído el latiguillo en la bolsa del almacén donde lo he comprado, junto con la llave inglesa medio oxidada y herramienta que no es la apropiada para el trabajo y con la que puedo rallar el latiguillo. Término y me dice el cliente “¿cuanto es? Le respondo “son 30 €” bueno pues con toda seguridad el cliente pensara, madre mía que atraco a mano armada.

20140723-154549-56749865.jpg

Como voy a hacer ahora; llego al domicilio con mi furgoneta limpia, sin golpes y completamente recogida y ordenada; me bajó con mi pantalón azul y mi camiseta amarilla limpia y sin agujeros; veo el latiguillo que fuga y bajó a la furgoneta, la abro y de la caja en la que llevo un par de latiguillos de cada, cojo uno de la misma medida, además de la caja que llevo llaves de escuadra cojo una nueva; cojo mi maleta de herramienta en la que llevo todo ordenado y subo para el piso; voy al baño y le cambió la llave de escuadra y el latiguillo con una llave inglesa mediana y una pequeña; término el trabajo, recojo, limpio y me dice el cliente “¿cuanto es? le respondo “al final por seguridad también le he cambiado la llave de escuadra por que la vieja no cerraba y el latiguillo, son todo 45€” el cliente con toda seguridad pensara “me quedo tranquilo, me ha dejado la llave cambiada y si pasa algo la puedo cerrar, además me ha transmitido seguridad y confianza” me paga y me voy.

20140723-152915-55755913.jpg

Conclusión; al final para el mismo trabajo he empleado menos tiempo y no he tenido que hacer un viaje al almacén, además le he transmitido seguridad y confianza al cliente; con el resultado de que en esta reparación he ganado más dinero y en su próxima avería me volverá al llamar.

Así que por favor seguir mi consejo tal y como hice yo estoy haciendo, y veréis como al final los frutos llegan a vuestros negocios.

20140723-155127-57087070.jpg

Anuncios

5 comentarios en ““SEGURIDAD, ORDEN Y LIMPIEZA, EL FIN DE LA CRISIS ESTA EN TUS MANOS”

Pincha aqui y deja tu comentario, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s